sábado, 4 de diciembre de 2010

MOVIAC parte de San Salvador a Cancún para exigir Justicia Climática

Por: Geovani Montalvo


De San Salvador partió este 2 de diciembre una caravana del Movimiento de Victimas, Afectados y Afectadas por el Cambio Climático (MOVIAC). Se dirigen a Cancún, el sudeste mexicano sede de la COP16, para unir sus voces a la de los pueblos vulnerados del mundo y exigir justicia climática.

La 16 Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP16) que se realiza del 29 de noviembre al 10 de diciembre, parece no inmutarse ante la masiva presencia de comunidades y pueblos que se reúnen a pocos metros de las actividades oficiales de la Cumbre.

Para José Acosta, integrante del MOVIAC y representante del Centro Salvadoreño de Tecnología Apropiada (CESTA) el “Cambio Climático ya está provocando víctimas en nuestro país” por lo que “estamos viajando para Cancún con una delegación del movimiento, su mayoría lideres comunitarios, con el objetivo de manifestar nuestras preocupaciones, demandas y posicionamientos en torno a este tema”.

Sin embargo, las comunidades organizadas y movimientos internacionales no vislumbran buenos resultados en esta cumbre, sólo a dos días de haber iniciado la reunión, la COP16 “ya se ve como un fracaso que afectará el futuro de la humanidad porque se está fortaleciendo la idea de las trasnacionales de lucrar con la crisis climática” dijo Alberto Gómez a ACA noticias, de la coordinación internacional de La Vía Campesina, organización que tiene presencia en Cancún.

En los últimos documentos de discusión se han eliminado las propuestas del Acuerdo de los Pueblos signado en Cochabamba y se inclina la balanza para favorecer el mercado de carbono y la REDD (Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación), mecanismo a través del cual avanza la privatización mundial de bosques, selvas y territorios, explicó.

“Ya podemos decir que en el proceso de negociaciones rumbo a Cancún se han impuesto los intereses de las trasnacionales y vendrá un fuerte impulso a un esquema financiero que obligue a los países a entrar a un ajuste climático mercantilista”.

El gobierno de El Salvador está participando de las negociaciones en las Cumbre, a través de sus representantes del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) y desde que inició la Cumbre aseguran que “el problema está en el modelo que siguieron y siguen utilizando los que lograron desarrollarse y que no pueden ni deben seguir los que aún no lo logran”.

En su editorial del 30 de noviembre titulado “La Conferencia de Cancún y la posición de El Salvador” también aseguran que “no está clara la disposición al sacrificio y al cambio de modelo que hace falta en materia de mitigación. Ese fue el gran desacuerdo en la anterior conferencia de Copenhague y en esa misma condición llegamos a Cancún. Lo que no significa que nada hay que hacer ni esperar”.

El gobierno de El Salvador apenas le apuesta a un “financiamiento fresco y rápido para implementar aquellas medidas de adaptación”, “Esos son los temas que más nos urgen, Adaptación, financiamiento y nuevas tecnologías para producción limpia. Y sobre ellos concentrará sus esfuerzos nuestra delegación”.

La carrera contra el tiempo se hace cada vez más corta, los países insulares, africanos y latinoamericanos están padeciendo cada vez más los efectos del cambio climático. Un reciente informe de Oxfam descubrió que las catástrofes vinculadas al clima han provocado la muerte de 21.000 personas en los primeros nueve meses de este año, más del doble que en 2009.

No hay comentarios:

Publicar un comentario