martes, 23 de noviembre de 2010

Principios y valores que orientan la Alfabetización Tecnológica



Los principios fundamentales de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela definen al Estado venezolano como Democrático y Social, de Derecho y de Justicia, que propugna como “valores superiores: la vida, la libertad, la justicia, la igualdad, la solidaridad, la democracia, la responsabilidad individual y social, la preeminencia de los derechos humanos, la ética pública y el pluralismo político”.

Un Estado que tiene como sus fines esenciales (Art. N° 3) “la defensa y el desarrollo de la persona y el respeto a su dignidad, la profundización del ejercicio democrático de la voluntad popular, la construcción de una sociedad justa, solidaria, amante de la paz y garante del cumplimiento de los principios, derechos y deberes consagrados constitucionalmente”. Se postula así al Estado como social y se vincula el Estado de derecho a la justicia. Se enfatiza la necesidad de la respuesta estatal a las necesidades sociales de la población, asumiendo el principio de equidad como nuevo orden de justicia social y base material de la sociedad venezolana.
 
Ello exige transformar las condiciones materiales y sociales de la mayoría de la población históricamente excluida del acceso equitativo al bienestar, así como también construir una nueva condición de ciudadanía basada en el reconocimiento pleno y el ejercicio de los derechos de forma universal y razonable.

Se trata de reconocer los derechos de todos, sin discriminación de ninguna naturaleza y de fortalecer la participación social generando poder ciudadano, (Consejos Comunales, Comités de Tierras Urbanas, Mesas Técnicas de Agua, Contralorías Sociales) en espacios públicos de decisión, lo que implica una ruptura con el concepto tradicional de participación.


Mediante una democracia participativa y protagónica, en la cual se establece una relación del Estado con la sociedad, donde lo público es asumido por los actores sociales y por el Estado de forma corresponsable: los ciudadanos y las ciudadanas tienen derecho a participar y no sólo a votar.

En afinidad con lo establecido en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela corresponde a la educación y el trabajo ser los elementos fundamentales para la construcción de la nueva República sobre la base de la justicia social, el desarrollo endógeno, la democracia participativa y la soberanía nacional.

Es así como los nuevos proyectos educativos corresponden a los cambios propuestos para la refundación de la República a partir del marco legal establecido en la Carta Magna y el Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación 2007-2013, en la que se perfila la construcción de un nuevo Estado tal como se establece en los artículos 4, 6, 62, 70 y 184 que, además, sustentan el ejercicio democrático, mediante la participación y el protagonismo corresponsable de los ciudadanos y las ciudadanas en la gestión pública y en la contraloría social.



El Plan Nacional de Alfabetización Tecnológica tiene concordancia con lo establecido en el Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación 2007-2013 en su línea DEMOCRACIA PROTAGÓNICA REVOLUCIONARIA que promueve: Universalizar el acceso a los diferentes tipos de comunicación a través de: 1. Fomentar el hábito de la lectura, el uso responsable de Internet y otras formas informáticas de comunicación e información; 2. Facilitar el acceso de las comunidades a los medios de comunicación; 3. Facilitar condiciones tecnológicas, educativas y financieras a los nuevos emprendedores comunicacionales; 4. Establecer como obligatorio la utilización de códigos especiales de comunicación para las personas con discapacidad; 5. Fortalecer los medios de comunicación e información del Estado y democratizar sus espacios de comunicación.

Se impulsa así dotar de medios para alcanzar la justicia social, ampliando y profundizando la difusión de la práctica de la democracia social en todos los campos: educación, alimentación, salud, vivienda, cultura, recreación, seguridad. Se reconoce que los logros de la justicia social se producen y fortalecen en el intercambio con lo público, en el cual el interés colectivo en su acción político-social toma las decisiones claves para su desarrollo, y se establece la corresponsabilidad entre el Estado y la Sociedad en su conjunto como legítimo y efectivo poder ciudadano. Se enfatiza la incorporación de nuevos actores destacando la acción comunitaria para formular, ejecutar y evaluar políticas públicas y ejercer el control de las intervenciones del Estado. Todo ello implica la universalización de los derechos sociales con garantía de equidad, la disminución de las brechas sociales y la asunción de lo público como espacio de interés y acción ciudadana para la refundación ética y moral de la nación venezolana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada